• Abandone las partes altas de colinas, cerros y lomas.
  • No busque refugio bajo los árboles solitarios.
  • Abandone las zonas bajas de los valles y caminar por las laderas.
  • Aléjese de alambradas, verjas y cualquier tipo de objetos metálicos.
  • Si se siente amenazado por rayos, póngase en cuclillas, con los pies juntos, los brazos cruzados sobre las rodillas y la cabeza entre los brazos.
  • No toque objetos metálicos.
  • Si monta en bicicleta, abandónela y aléjese de ella.
  • Si la tormenta le sorprende pescando, abandone de inmediato la caña.
  • Asimismo, aléjese de los palos si está jugando al golf.
  • Si la tormenta la sorprende bañándose en piscina, río o playa, abandone inmediatamente el agua.
  • No busque refugio en construcciones inestables, graneros, hangares, cobertizos ni tiendas de campaña.

Ante cualquier emergencia llame al 1-1-2